domingo, 9 de julio de 2017

Cubierta de otros. el libro instalación. 
Casa de la Cultura, Quilmes 22 . 09 . 17




La posibilidad de entrar y salir  del mercado laboral hace a su esencia, como comer y descomer
Espacio Cero. sala expositiva de la Esucuela de Bellas Artes Carlos Morel de Quilmes. 





8 de enero de 2017 - Miguel Ángel Ponte - secretario de Empleo del Ministerio de Trabajo de la Nación y ex directivo de Techint, al anunciar que el Gobierno quiere implementar nuevamente el sistema de pasantías al Estado.
Instalación conjunta en el marco de FORTALECIENDO LAZOS . 
Exposición colectiva por el 75 aniversario de la Escuela Municipal de Bellas Artes Carlos Morel (EMBA) de Quilmes.

Obra conjunta con Nelda Ramos y Sergio Fernandez

viernes, 15 de abril de 2016

Manos en el repasador

video

“Las manos en el repasador”, sector Ciudadela Nueva Esperanza - Guajaló ciudad de Quito, Ecuador, en el marco del 7º encuentro internacional de arte urbano Al Zurich - Tranvía 0, arteurbanosur.blogspot.com

Sobre el proyecto:
El repasador es la clave en este intercambio, esta prenda universal con la secamos ollas, platos, nuestras manos, nuestras lágrimas, las de nuestros hijos etc. (lágrimas que no simpre estan relacionadas con la tristeza..)
Objeto que por herencia (en mi caso el de mi abuela) doblez tras doblez lo transformamos en un colchoncito para poder con el tomar las azas de la ollas que en una suerte de danza transportamos alimentos hasta la mesa para ser servidos a nuestras familias.
Bien un sinfín de utilidades domesticas, pero no cabe duda de que todas ellas están bien relacionadas al amor de los miembros de una casa o familia. 
Ese mundo, esa intimidad domestica se inscribe día a día en la prenda.
Por esto es que a veces están viejos, deshilachados, quemados en sus puntas por descuidos caseros, muchas veces por estar haciendo más de una cosa a la vez con él en la mano, es así que a veces nos acompaña como si fuese una prolongación del propio cuerpo…
Bien este objeto es tan pero tan valioso que yo no sé bien si aquí funciona el consciente o el inconsciente, pero a decir verdad despojarse de él es un tema profundo. A veces hasta doloroso.

Este es el punto, el envejecimiento del repasador o limpión o trapo de cocina esta proporcionalmente relacionado a nuestra íntima vida cotidiana, la que transcurre en nuestras cocinas.

DIA 1 - Lunes 31 agosto - 5PM hora Ecuador
El encuentro / las cocinas / la propuesta / las miradas
Nos reunimos en la cocina de Yanet, una de las vecinas de la Nueva Esperanza, un barrio citado bien al sur de Quito, casi donde termina el sur, me acompaño Samuel y Washington del colectivo Tranvía 0, ellos me posibilitaron este primer acercamiento a los habitantes del barrio antes mencionado.
Debo confesar que estaba un poco ansiosa, pero la altura, el caminar cuesta arriba y la tranquilidad de los vecinos ayudaron a normalizar mi acelerado pulso.
Aquí en este primer encuentro fuimos pocas, digo pocas porque todas fuimos mujeres adultas y algunas niñas que oscilan en edad entre los 6 a 20 años.
La participación de niñas en un encuentro que básicamente parte de un intercambio de trapos de limpieza de cocinas con historias domesticas/personales fue muy conmovedor para mi.
Todas mencionamos a esta prenda por el nombre con la que la reconocemos, surgió así el repasador, trapo de limpieza, toalla, limpión, fregón.
Les conté sobre el proyecto y las invite a abordarlo desde sus lugares, aceptando sugerencias. Se creó el debate y quedamos en un primer encuentro al día siguiente.

DIA 2 - martes 1 septiembre - 5PM hora Ecuador
La acción / El intercambio / la emoción
En esta acción/construcción, colectiva sucedió el intercambio de las prendas, escribimos nuestros nombres y sorteamos las/os compañeros, yo lleve mi repasador y lo intercambie con Mercedes una de las mujeres de más edad en la comunidad, ya se habían sumado dos hombres, un niño de 9 años y un adulto.
Quedamos en vernos al día siguiente bien temprano porque la televisión iría a registrar el taller de construcción de historias.

DIA 3 - miércoles 2 septiembre - 6AM hora Ecuador
Los colores / la TV / la puesta en escena / las primeras puntadas
Surgieron los hilos, los bordados la pintura los bolígrafos, los colores y las anécdota caseras, las historias las imágenes, los recuerdos, estas escrituras quedaran en el repasador del otro, en nuestras cabezas y corazones.
Comenzó el verdadero intercambio.
Esto fue amablemente registrado por un canal zonal y las mujeres prepararon café, ya se han sumado tres hombres y algunas mujeres más desde el día 1.
Después de 7 días en los que nos reunimos entre las 3 y las 6 de la tarde siempre, construyendo historias sobre una gran mesa que colocábamos en la calle, intercambiando experiencias, logramos conocernos algo y por sobre todo descubrir al otro.
Llego el día en que dimos por terminadas estas historias, dando la posibilidad al comienzo de otras, Este proyecto de construcción colectiva se dejo ver colgando de cuerdas que uniendo dos barrios danzaron con el viento de las tardes Quitences.
Cada uno de estos trapos, limpiones, repasadores ahora portan dos historias, la primera esa que construimos con el uso diario a través de la mancha, la quemadura, el desgaste, esa que no la pensamos en letra y la otra, la que hemos decidido compartir con otros de manera voluntaria, escribiéndola en diversas formas, colores y texturas.
En la mayoría de los casos, aun en los niños y niñas el bordado, los hilos de colores fueron los protagonistas al momento de la selección del cómo.
Mi eterno agradecimiento al barrio Nueva Esperanza y al tranvía 0 .
gabi alonso . para una acción colectiva

Acción para vestirse y des_vestirse

video


jueves, 29 de noviembre de 2012

Acción para regar a una mujer con tres paraguas


video
      

Junto a javier robledo

Yo amé a una mujer de piedra 
de pechos labrados en redondez de esféricos glúteos perfectos
con la piel pulida inquebrantable
 de cabellera petrificada en su mejor belleza

yo amé a una mujer de piedra
 hasta que me harté
de su gesto constante inmóvil.


Yo amé a una mujer de humo
de cintura dorada inasible
de pestañas volátiles explosivas 
de piernas transparentes para mis manos de carne
 de esfumado decir en la boca
yo amé a una mujer de humo
hasta que me harté
de no poder abrazarla.


Yo amé a una mujer de agua
de pies levitadores sobre la cima de una torre en Babel
 de vulva abarcadora de desiertos recorridos por una huella desconocida

yo amé a una mujer de agua 
hasta que me harté
de que me ahogara con su todo y su todo.


Yo amo a una mujer de hueso y de carne
 totalmente desenmascarada, imperfecta, como yo.

Javier Robledo 


En el marco de Videobardo 
Festival internacional de Videopoesía 2015  
MACBA Museo de arte contemporáneo en Buenos Aires

domingo, 29 de mayo de 2011

El Guardían

video

Descubri Lota, minero  a 60 km de Concepción, y 600 de Santiago de Chile.

A mi llegada había investigado el lugar a través de diversos documentos, contaba con saberes sobre los datos geográficos, los históricos, muchos archivos y  fotografías que me envió  Alperoa (coordinador del EPI), a decir verdad contaba con bastantes datos sobre el lugar;  Leí detrás de una cortina de lagrimas a SubTerra del escritor Baldomero Lillio, que generosamente me regalo Gabriel el hijo de la Marcela y el Ricardo de Santiago de Chile durante una corta visita en la casa del Peñalolén al pie de la cordillera, y llegué con una vaga idea sobre la posible acción que propondría allí..
Mucho me había imaginado, inclusive imaginé un color, un vestido, una partida y una llegada.
Lo que no había imaginado fue el encuentro con el guardián. 

Al llegar a las Ruinas de Enancar en Lota Alto nos recibió Guillermo, el cuidador, le contamos el motivo de nuestra llegada al lugar.  
Con Guillermo prontamente empatizamos,  nos presentamos y conversamos. 
Al tiempo que desempacaba mis objetos, buscaba una escalera, descubría la arena ennegrecida diluirse en las manos del Guradían, nuestra conversación tomo un giro intimo donde no se porque el confió parte de su historia y yo parte de la mía.

No cabía duda  con “El Guardíán”  a mi lado.. la acción había comenzado antes que los invitados llegaran al lugar..

EPI Encuentro Independiente de Performance Internacional, Lota, Chile.
curador: ALPEROA
Fotografías: Nelda Ramos
Video: Gabi Alonso


domingo, 15 de mayo de 2011

Reflexiones

spiritus lenis spiritus asper



Objetivo general: 
Realizar un performance colectivo con niños y padres de distintas escuelas, en el que se experimenten las sensaciones de la respiración desde los sentidos táctil, audición y visión, en el marco de generación de propuestas de una nueva pedagogía que incluya lenguajes de arte contemporáneo entre sus herramientas 

Objetivos específicos: 
• Enriquecer los procesos de aprendizaje de niños y sus familias, mediante una performance en la que se juega con burbujas en agua jabonosa 
• Incentivar a maestros innovadores en el uso de lenguajes de arte contemporáneo en la escuela, en particular facilitando espacios para el desarrollo de niños con retos de aprendizaje especial 
• Incluir a las familias y los niños en el arte de acción, como un espacio actual de convivencia 
• Aportar a las investigaciones de docentes, artistas y científicos que actuamos en red en propuestas de arte colectivo para la formación de competencias como el pensamiento complejo, el trabajo en equipo, la comunicación y el análisis crítico

Performance/acción colectiva, taller/acción detonante (esto último se refiere a la fusión entre el proceso de la acción y la inclusión de pedagogos, y artistas, que dialogan con científicos y con otros artistas en un proceso de diálogo generativo, que pretende desencadenar cambios en la pedagogía escolar)

en el marco del VII Festival Internacional Zonadeartenacción

Proyecto: gabi alonso y Jorge Restrepo
Video: Facundo Martín Kolovcevic, 
viernes 9 de noviembre de 1012, 
Museo del Transporte de Quilmes

"Aire Argentina - Carbono Colombia"




Por Carlos A. Lanza, curador

La Fundación para el Museo del Hombre Hondureño, tiene una larga trayectoria apoyando las expresiones artísticas del país, en su agenda hemos visto un patrocinio abierto que va desde manifestaciones artísticas tradicionales hasta audaces propuestas de arte contemporáneo como fue la acción pública llamada “El mayoreo”, realizada por Jorge Restrepo en un mercado de Tegucigalpa y “Alfombra” en la misma ciudad. En esta oportunidad, la Fundación abre su programa para que Jorge Restrepo, colombiano y Gabriela Alonso, argentina, formulen el proyecto performático Aire.
Desde hace varios años, Jorge Restrepo y Gabriela Alonso, vienen desarrollando una importante activad performática. Pienso que Restrepo gira hacia el performance motivado por una natural necesidad de percibir el arte como espacio para la acción; busca borrar las fronteras entre artista y público. Digo “natural necesidad” porque este artista, dotado de una sensibilidad excepcional, no podía autolimitarse a los bordes de un lienzo. En el mismo sentido, Alonso ha dicho: “provengo de la pintura y el grabado, incorporo más tarde la fotografía y el video. Como cuando ya nada alcanza, asalto los espacios urbanos y ellos como soporte me invitan a la acción”. Ambos artistas se mueven bajo el mismo principio que permite a un poeta pasar de la poesía a la prosa poética: la necesidad de decir más.

El diseño performático
El performance se desarrolló en la Universidad Zamorano, ubicada al oriente de Honduras. Participaron cerca de mil estudiantes de esta institución. La obra se estructuró en dos acciones: la primera consistió en inflar globos negros, manipulándolos después para obtener una sinfonía de sonidos agudos y graves en todo el espacio; la segunda acción radicó en inflar los mismos globos para lanzarlos de manera inmediata hacia arriba, creando la imagen de una “nube negra”. Más adelante estudiaremos esta simbología para discursar desde su significado; pero antes, quiero detenerme a analizar algunos aspectos formales que llaman la atención de este performance.
El performance tiene rasgos pedagógicos en los que muestra los resultados precedidos de un proceso; muchas veces este proceso está diseñado sobre la base de un cuidadoso plan de instrucciones pero, el artista debe tener el cuidado de que esta acción pedagógica quede absolutamente subordinada a los objetivos estéticos del proyecto, de lo contrario, se corre el riesgo de que la acción desemboque en un pobre espectáculo formal y creo que Restrepo y Alonso supieron resolver con solvencia esta situación. Airees un performance sobrio, así debe concebirse este género. En mi opinión, ambos artistas confirman la tesis de Allan Kaprow, para quien la intervención performática debía fundamentarse en un comportamiento y en un modo de hacer basado en la sencillez, es decir en la mesura. Este performance, a pesar de ser la acción artística de carácter masivo más importante que se ha hecho en Honduras, no posee ninguna complejidad formal, su orden de complejidad es la que le dicta su función simbólica porque a esa sobriedad formal le corresponderá una rica estructura de significaciones.
Si consideramos que en esta universidad los estudiantes sólo se congregan para actividades estrictamente académicas quiero destacar que la movilización de cientos de estudiantes universitarios hacia el lugar donde se realizarían las acciones performáticas son en sí mismas un performance; estos jóvenes con sus camisetas negras saliendo masivamente de los pabellones hacia el campo de fútbol escenificaron un verdadero acontecimiento: parecía la rebelión de las “camisetas negras”. Los estudiantes fueron el objeto ysujeto del performance; objeto porque sus cuerpos conformaron junto con los globos negros la plataforma visual del proyecto, esos cuerpos fueron dotados de una identidad para insertarse y ser percibidos; la camiseta negra no es una arbitrariedad, es uno de los rasgos de identidad sensorial. Los jóvenes fueronsujeto, porque a pesar de ser ésta una acción masiva, cada uno de ellos le proporcionó una energía particular a las acciones, por eso quiero enfatizar lo que señalé al principio: las normas o las instrucciones aún siendo planificadas para que fueran ejecutadas simultáneamente por centenares de estudiantes no desdibujaron el gesto con el que cada uno se entregó a la acción. La instrucción sólo avivó un sentimiento compartido. Sobre esto, Bartolomé Ferrando ha dicho que “la participación o la intervención en la obra es capaz de provocar la identidad del sujeto que interviene, la participación del otro aporta un cierto equilibrio de fuerzas en el interior del acontecimiento artístico”. Si en las imágenes del registro pudiéramos aislar a los participantes, veríamos que cada uno realizó una acción para el otro, la unidad de toda esa energía determinó el aspecto lúdico del proyecto: Aire es el rito de la respiración.
Otro aspecto formal que interesa definir para propósitos de este análisis es el espacio. En Aire, el espacio es un campo abierto, vasto, libre. En realidad, el campo es un paisaje absolutamente atmosférico. Estas características del espacio lo asocian a la naturaleza conceptual de la obra. A mi juicio, el espacio escogido se convierte en signo y entra a formar parte de la trama semántica. El espacio es un material, no un vacío, decía Nicolas Schöffer. Nada mejor que concebir sonido y plasticidad en un espacio que posee toda la energía para potenciar el desarrollo de una acción performática.

Las determinaciones simbólicas
El paso por el andamiaje formal del performance nos aproxima inexorablemente al estado de sus significaciones. Líneas atrás decía que el performance Aire constaba de dos acciones, la primera una acción sonora (sonido de los globos al desinflarse) y la segunda, articulada por una acción visual (una nube de globos negros).
La acción sonora corresponde a la tarjeta de Gabriela Alonso que desde el performance No sólo los soldados mueren en las guerras había concebido en el gesto de desinflar los globos (blancos) como “un chillido que rememora las sirenas”. Esta metáfora puede tener implicaciones de dolor y advertencia. Alonso también lideró el performance “Aire” en Argentina, como un homenaje al trabajo de Restrepo en “Aliento”. Allí Alonso introdujo la liberación alegre de los globos blancos…Hoy los dos artistas retoman el conjunto de escenas y las magnifican, con un performance masivo, en un nuevo territorio, y con un respaldo conceptual que se enfoca en otras problemáticas. Es como si dos artistas, Alonso y Restrepo, conversaran de cara a la historia del arte contemporáneo. En Zamorano, presenciamos a cientos de jóvenes dejando escapar el aire por la boquilla de los globos, aquello fue un concierto que avivaba todos los sentidos, era un sonido que comunicaba, que decía o desdecía; sonido-llanto, sonido-confusión, sonido-alarma, sonido-alerta, sonido-espasmo. Ese día el sonido alcanzó la dimensión de todas las emociones posibles: Sonido-poesía. La simbología adquiere connotaciones dramáticas cuando el aire que se libera proviene de globos negros y no blancos. El resultado desemboca en una metáfora que rememora un profundo anhelo de libertad que toca todos los cimientos de la cultura humana.
Aunque las coordenadas conceptuales del performance están puntualizadas en la ficha técnica, debo confesar que Aire es un proyecto que va más allá de su programa. La acción lo libera de los límites conceptuales prefijados permitiendo que el observador construya su propio universo conceptual sin caer en vagas indeterminaciones ya que ambos artistas establecen una simbología que remite a contextos críticos bien establecidos. Es en esos contextos que el público adquiere toda la libertad de indagar y proponer lecturas: El sonido es un universo sonoro que puede convocar la simple excitación de los sentidos como la más fina reflexión.
La segunda acción del performance consiste en inflar los globos y lanzarlos al aire, formando por algunos segundos una nube negra; la acción es efímera, dura lo que el aire tarda en escapar de los globos: aire eres y al aire volverás. El carbono secuestrado por unos segundos retorna a multiplicar sus moléculas, a encontrarse con la vida, a motivar la respiración del planeta, a equilibrar al oxígeno; en esta obra el aire es concepto y es material, es recurso para la acción y es la acción misma. No olvidemos que la novedad del lenguaje performático reside en la naturaleza de su signo que opera directa e inmediatamente sobre la realidad, elaborando su perfil ideológico a partir de la acción y no de la simple contemplación. La propuesta de globos negros otorga a la acción una sobriedad particular, escapando del colorido cirquezco para adquirir una referencialidad crítico-reflexiva. Decía anteriormente que Aire es un performance que convoca a otras variantes conceptuales, los globos negros que terminan conformando una nube negra, además de alusión a la contaminación, remiten a la imagen de un país ensombrecido por la crisis política más profunda de los últimos treinta años, sus códigos traslucen una metáfora escalofriante, sórdida, brutal: contaminación del aire pero a su vez, envenenamiento del espíritu.
Por último, cabe resaltar un momento histórico con el que se correlaciona –y sustenta- esta obra. De manera simultánea a la realización del performance, delegados de los países que integran las Naciones Unidas se preparaban para dar inicio a la cumbre de cambio climático de Copenhague. Considerada por muchos como la reunión que definirá la viabilidad del planeta, esta congregación centrará su atención en la negociación de los límites a las emisiones de carbono generadas por la actividad humana. Este marco de decisiones políticas de tal trascendencia es la razón por la cual el performance Aire es trascendente y pertinente.
Globos negros, jóvenes alegres en camisetas negras, sonidos graves y agudos, todos habitando un paisaje espectacular que nos hace pensar en un complejo mundo de contradicciones que el arte explora desde “la piel desnuda de una lágrima” hasta el dulce viento que se lleva el canto de los pájaros.

Tegucigalpa, 27 de noviembre de 2009







Josefina Alcázar en Mujeres y Performance. el cuerpo como soporte 2001 
El cuerpo de la artista de performance es el soporte de la obra, su cuerpo se convierte en la materia prima con que experimenta, explora, cuestiona y transforma.
El cuerpo es tanto herramienta como producto.
La performance es un género que permite a las artistas buscar una definición de su cuerpo y su sexualidad sin tener que pasar por el tamiz de la mirada masculina. 
Al tomar elementos de la vida cotidiana como material de su trabajo, la performance permite que las performanceras exploren su problemática personal, política, económica y social.
Las artistas de performance reflexionan sobre el arte mismo, sobre el artista y sobre el producto; analizan sus límites, sus alcances y sus objetivos; cuestionan la separación entre el arte y la vida; establecen una compleja relación entre la audiencia y el artista, y convierten al espectador en parte activa de su trabajo.
En la performance las artistas se presentan a sí mismas, es la acción en tiempo real, convirtiendo su cuerpo en significado y significante, en objeto y sujeto de la acción.
La performance permite la experiencia del momento, del instante.
La performance es un género que permite a las mujeres artistas expresarse sin estar bajo el control de las estructuras culturales dominantes, ya que está en sus manos el control total de su producción. 
No hay director, ni dramaturgo que le dicte lo que tiene que “representar”, y de esta manera puede expresar libremente su discurso.
La performancera no es sólo sujeto y objeto artístico simultáneamente, sino que en ella confluyen, también, el arte y la vida. 
No es extraño, por lo tanto, que las performanceras recurran frecuentemente a elementos de sus vivenciasdomésticas, de su espacio privado; espacio que se apropian al presentarlo en la escena pública.